¡2018, el año de oro!

 

Bienvenido 2018, el año del Perro de Tierra.

Cada año cambia el animal y cada 2 años cambia el elemento. Por fin que hemos terminado con el elemento de fuego, que nos ayuda para florecer y quemar energía, pero no en el descanso, reposo ni reflexión.

El animal Perro, según la cultura china ya tiene un componente de tierra dentro de su carácter. Es decir, consideran que la mayoría de la energía del perro es como la tierra. Todo lo que nos viene a la cabeza cuando pensamos en la tierra también lo lleva el perro. Por ejemplo, es fiel y buen trabajador, estabilidad y comunidad.

Sabiendo esto, podemos sacar la conclusión que este es un año de oro porque coincide el perro y su elemento, la tierra. No todos los años que toca perro hay el elemento de tierra. Hay 4 elementos más: el fuego, el metal, el agua y la madera. Pero este año se llama año de oro porque coinciden el animal y su elemento.

Así pues, como este año es doble tierra, podemos encontrarnos con obstáculos como mini montañas, aunque navegando por ellos con tranquilidad, podremos encontrar los caminos.

También es importante recordar que el perro es un animal que siempre trabaja en equipo y se siente más cómodo cuando tiene su comunidad al lado. Así pues, este año tenemos que trabajar más en equipo, encontrar y abrazar nuestra comunidad.

También es muy importante mejorar y cultivar nuestra fidelidad y confianza entre nosotros. A veces los perros no juegan bien entre ellos y tienen tendencia a marcar el territorio. Recordad que marcar el territorio está bien pero sin agresividad para evitar conflictos dolorosos.

Para concluir, quiero compartir una noticia relativa a este año. El año del perro es también un buen año para estabilizar relaciones y crear familias.

Espero que todos tengáis un año precioso con estabilidad en vuestras relaciones y tranquilidad para reflexionar y ser fieles con vosotros mismos.

¡Feliz año nuevo y buena salud!