En respuesta a una pregunta formulada por el legendario Huangdi de por qué la gente no es capaz de descansar y dormir bién, su médico, Qibo, contestó:

“藏有所傷,及精有所之寄則安,故人不能懸其病也。” (黃帝內經, 素問: 病能論)

“Cuando los distintos sistemas de órganos internos están enfermos, la esencia no es capaz de descansar en sus lugares designados, entonces uno se acuesta pero no puede descansar. Es decir, cuando hay un desequilibrio interno y el cuerpo está utilizando recursos esenciales para corregir tal desequilibrio, una persona no es capaz de dormir.”

Si alguna vez has sufrido de insomnio, especialmente durante un largo período de tiempo, sabes lo horrible que puede ser y lo perjudicial que es para el bienestar de una persona. No ser capaz de dormir no es sólo eso, también es tener la sensación de no ser normal, no poder descansar mientras todos lo demás lo hacen, sentirse sin energía durante el día, sentirse cansado y agotado y no ser capaz de descansar, de nuevo una y otra vez. Noche tras noche aparece la inquietante sensación de no poder dormir incluso cuando uno está completamente exhausto. Si has experimentado esto, mi intención es decirte que te comprendo, tienes toda mi empatía. Los pacientes a los que he ayudado con casos de insomnio han estado increíblemente agradecidos de tener tan solo unas cuantas horas de sueño. Es una experiencia desgarradora descubrir que alguien puede perder toda esperanza en su vida por el simple hecho de no ser capaz de dormir durante días, semanas o meses. Algunas personas tienen que tomar medidas extremas y tomar medicamentos prescritos, que inhiben completamente el cuerpo y lo obligan a una especie de sueño, aunque dichos fármacos lamentablemente no ayudan a la persona a recuperar su ciclo de sueño normal, ni tampoco a descansar. Esta no es mi manera de criticar los fármacos para el insomnio, sin embargo me muestro crítica con el enfoque “moderno” para tratarlo. Tratar el insomnio no es tan fácil como tomar una pastilla que inhibe el cuerpo. Es un trastorno mucho más complicado y si sólo recetamos fármacos sin entender por qué cada paciente está experimentando tal horrible desequilibrio, entonces el insomnio va a continuar y el paciente estará desatendido y sin el tratamiento adecuado. Con esto dicho, cabe decir que a veces el uso de fármacos para conseguir descansar durante la noche es necesario mientras el médico y su paciente colaboran en ayudar a cambiar lo que está causando el insomnio en primer lugar. Según la medicina china, el insomnio no es un trastorno aislado y siempre hay algún otro factor que está creando el desequilibrio en primer lugar. Esto significa que el insomnio es una consecuencia de algo mucho más importante que está sucediendo en la vida de la persona. Esto no sucede únicamente con el insomnio, de hecho todos los trastornos suelen ser la manifestación de mayores desequilibrios. El insomnio puede ser el resultado de una deficiencia o exceso, de calor, de tristeza y dolor, de shock y trauma, de una mala digestión, puede ser crónico o agudo y por encima de todo puede ser comprometedor para la salud. La típica pregunta que un facultativo de medicina china pide al paciente cuando este está buscando un tratamiento para el insomnio es si el paciente tiene dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido o si el paciente se despierta a una determinada hora. La mayoría de los casos de insomnio pueden clasificarse en estas 3 categorías, sin embargo entre estas tres, existen distintas causas. Para no profundizar demasiado en la teoría de la medicina china (después de todo, esta no es mi intención), voy a esforzarme al máximo para explicar por qué aparecen estos 3 tipos de insomnio, así como algunos posibles cambios que una persona puede realizar para ayudar a resolver ciertos tipos de insomnio.

Las dificultades con el sueño podrían estar simplemente causadas por la retención de la comida, la no completa digestión de la cena antes de ir a la cama, comer en exceso, etc. Este tipo de insomnio se puede resolver fácilmente comiendo antes, con una cena más ligera. Sin embargo, si ya cenas temprano (3 horas antes de ir a la cama) y bastante ligero y aún sientes que tu digestión es pesada, tomar algunas medidas para mejorar la digestión con la orientación de un profesional de medicina china puede ser útil y necesario.

Otro tipo puede estar relacionado con la falta de sangre, ya sea directa o indirectamente. Un caso directo de falta de sangre corresponde a la anemia causada por la excesiva pérdida de sangre o a que el cuerpo no produzca suficiente debido a la falta de nutrientes. Por otro lado, un caso indirecto de falta de sangre existe solo según la medicina china, pero no según la medicina occidental. Por ejemplo, un paciente puede experimentar mareos, visión borrosa y insomnio, sin embargo de acuerdo a un análisis de sangre, que no sufra anemia. Por el contrario, según la medicina china, su cuerpo no está distribuyendo la sangre lo suficientemente bien como para que el cuerpo se sienta plenamente nutrido. La sangre, en términos de la medicina china, es mucho más que la sangre en términos de la medicina occidental. Así, una falta de sangre según la medicina china no siempre significa una anemia según medicina occidental.

Otro tipo puede estar relacionado con una cantidad excesiva de frustración, enfado o estrés durante el día. Este exceso provoca el aumento del yang, lo que conduce a un desequilibrio que genera una actividad excesiva en la parte superior del cuerpo. Dicho exceso conduce entonces a la incapacidad para descansar la mente y el corazón y en consecuencia la incapacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido. Un tipo similar al mencionado anteriormente es debido también a la desigual distribución del yin y el yang, estando este último subiendo cuando debería estar bajando, pero en lugar de que sea debido a una causa de exceso, es debido a una causa de deficiencia. Este es especialmente el caso cuando alguien tiene dificultades para mantener el sueño, despertándose varias veces durante la noche y temprano por la mañana, o alguien que se despierta pronto por la mañana a una hora específica y tiene dificultades para dormirse de nuevo. Tal deficiencia está relacionada con el yin, fluyendo el yang hacia arriba sin control.

Si te estás preguntando qué conduce a la falta de yin, son muchas cosas, pero a nivel básico, cualquier momento en el que el cuerpo pierde mucho líquido durante un período largo de tiempo, esto lleva a la falta de yin. Sudar demasiado, especialmente durante las estaciones durante las cuales sudar se debe evitar (por ejemplo en invierno), vivir en calor extremo, el consumo elevado de alcohol, exceso de fiesta, comer demasiados alimentos picantes, excesivas eyaculaciones, menstruaciones abundantes, múltiples partos, no ser capaz de hidratarse correctamente o lo suficiente, no descansar/dormir lo suficiente (el descanso es considerado un estado yin, por lo que no descansar lo suficiente conlleva la falta de yin), no relajarse lo suficiente, exceso de trabajo, pensar demasiado, concentrarse en exceso, preocuparse a menudo, no digerir adecuadamente las comidas, no comer lo suficiente, comer rápidamente o mientras se realizan otras actividades, el exceso de crecimiento físico, mental, emocional y social (ejemplos: hormonas que se encuentran en los alimentos, ambientes hostiles o condiciones de abuso y presiones sociales), dolor/tristeza y llanto excesivo, traumas y vivir demasiado rápido, son ejemplos de lo que puede conducir a la falta de yin.

Puede ser difícil para una persona determinar por sí misma la causa de su insomnio, especialmente si la causa es una compleja mezcla de exceso y deficiencia/falta. Sin embargo, puedes al menos tomar medidas para cambiar tus hábitos de vida con el fin de evitar nuevos desequilibrios relacionados con tu incapacidad para conseguir un buen descanso durante la noche. Encontrar tan solo 2 minutos para descansar después de una hora de trabajo, cerrar los ojos sin pensar en nada, tan solo respirando suave y lentamente, puede ser muy útil. Evitar las acciones o comportamientos excesivos antes mencionados, paso a paso, devienen un camino que todos deberíamos tratar de seguir. Cambiar tu bucle de retroalimentación emocional, no estresarse durante situaciones tensas, recordándote a ti mismo que la vida no se trata de control, sino de respuesta y eligiendo como respondes a cada situación puede significar mantener unos niveles saludables de yin y yang. Descansar y respirar tranquilamente mientras conduces al trabajo, atrapado en el tráfico, esperando tu turno en una cola, comiendo, escuchando a alguien que está enfadado o frustrado puede significar una gran diferencia en el equilibrio de tu cuerpo. Seguro que hay momentos de desequilibrio, pero, en general, ser capaz de mantener una vida equilibrada con descanso y relajación puede significar no más insomnio.