Preguntas frecuentes

 

Que es el Qi?

Qi es una palabra y concepto esencial para la comprensión de la medicina china. Es difícil encontrar una palabra para traducir con precisión y culturalmente la palabra “Qi”, sin embargo observando el carácter tradicional 氣 se puede ver donde este obtuvo múltiples significados de aire, fuerza, acción y la representación de una olla humeante de arroz. La parte inferior del carácter es el pictograma 米 que significa arroz y sirve como parte del significado y la parte superior es el pictograma 气 que representa el ascenso del vapor y sirve para la entonación a la vez que para complementar su significado. A partir de esto podemos deducir que culturalmente la palabra Qi representa el vapor producido al cocinar el arroz, es la fuerza creada cuando se añade calor al agua y los nutrientes, que es la energía cultivada desde el calor, el agua y los nutrientes. Es a la vez la energía cinética y potencial de todas las formas de vida. Ejemplos de qi son el aspecto de una persona sana, la capacidad para digerir los alimentos, la respiración, el movimiento, lo que cataliza la vida en todos los seres vivos, etc.

¿Como me puede ayudar la acupuntura? ¿Y el guasha, la ventosaterapia o el tuina?

Según la medicina china, la principal causa de dolor y desequilibrio en el cuerpo es el estancamiento y la falta de qi. En la acupuntura, las agujas se insertan en puntos estratégicos para desatascar o mover el qi estancando a la vez que para reponerlo en aquellas áreas con falta de qi. Una vez queda restablecido el flujo apropiado, el cuerpo es capaz de curarse. El Gua Sha es una práctica que consiste en frotar la piel a fin de generar la circulación sana de la sangre y la linfa. Mediante repetidos movimentos de presión con una herramienta de cerámica o de jade sobre la piel lubricada, el “sha” o equimosis aparece, lo que provoca una respuesta del cuerpo a fin de reparar y regenerar la circulación en los capilares periféricos. Esta respuesta es ideal para tratar el dolor, el qi estancado y por tanto, mover el qi. La ventosaterapia es una técnica muy parecida al guasha, sin embargo, una puede ser elegida sobre la otra dependiendo de cómo el paciente reacciona al tratamiento. El tuina es una terapia manual, a veces considerada como masaje chino, sin embargo, implica mucho más que masajear los músculos y los tendones. El tuina, al igual que la acupuntura, el guasha y la ventosaterapia, es una terapia que mueve el qi con el fin de restablecer el equilibrio.

¿Cómo funcionan las fórmulas de medicina china?

La farmacopea de medicinas chinas es muy extensa y se ha escrito mucho acerca de ella durante varios miles de años. Los componentes utilizados en las fórmulas medicinales se miden por su sabor, su temperatura, su modo de preparación y por su procedencia y época de cosecha. Estos componentes se combinan en una fórmula para crear un medicamento que actúe como un mensajero en el cuerpo, comunicándose a múltiples niveles con este. En la medicina alopática, puedes escuchar que los médicos se refieren a fármacos con los términos “interactuar”, “inhibir” o “antagonizar” con el sistema nervioso. Sin embargo las medicinas chinas, cuando se prescriben correctamente, no deben inhibir el sistema de uno, sino que deben interactuar con el cuerpo con el fin de promover el equilibrio.

¿Qué enfermedades o trastornos puede tratar la medicina china?

La medicina china es un sistema completo de medicina. Cualquier cosa por la que vas a tu médico, puedes ir a un facultativo de medicina china. Pero cada uno tiene sus puntos fuertes. Si has cogido un resfriado o la gripe, tienes un dolor crónico, un traumatismo, migrañas, artritis, alergias, problemas digestivos, dolor menstrual, etc., prueba la medicina china. La medicina china es absolutamente útil como tratamiento posterior a un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco y post-trauma. Sin embargo, si sufres una emergencia tal como un accidente cerebrovascular, un infarto de miocardio o acabas de tener un accidente de coche, te recomiendo que vayas directamente a una sala de emergencias de un hospital.

¿Duele la acupuntura?

Sí, a veces, por un momento, pero depende de la persona y de la zona de aplicación. Las agujas son muy finas (típica aguja de acupuntura) y la mayoría de las veces se puede sentir un ligero pinchazo cuando estas tocan tu piel. Esta sensación dura tan solo un instante, sin embargo se pueden sentir otras sensaciones una vez la aguja está insertada. En otras ocasiones, especialmente en las manos y los pies donde hay más terminaciones nerviosas (más sensibilidad), la aguja puede provocar una sensación intensa y penetrante una vez insertada, aunque esta es de corta duración. Respirar profundamente desde de tu abdomen y exhalar lentamente aliviará la inserción de cualquier aguja, y disminuirá la sensibilidad de forma espectacular. La finalidad es sentir la sensación de las agujas que catalizan una respuesta fisiológica del cuerpo, aunque la intención es hacerlo de la forma más cómoda posible. Después de la inserción inicial, las sensaciones más importantes que puedes notar pueden ser de hormigueo, radiación o presión puntual. Esta es la sensación del qi en movimiento y este es el objetivo de la acupuntura, mover el qi. Una vez que el qi se puede mover, la sangre también lo hará. Es precisamente esa sangre nueva en la zona la que comenzará el proceso de curación.

¿Qué pasa si siento algo en mi cuello cuando ponen una aguja en mi brazo?

En realidad, es común sentir que tu cuerpo interactúa con el punto de acupuntura. Es importante entender que cada función está interconectada dentro del cuerpo. Tratar el dolor cervical colocando agujas en la muñeca o la mano es algo muy común. También lo es el tratamiento de problemas digestivos con puntos situados en las piernas. Las vías del qi suben y bajan a través de las extremidades, la espalda, el pecho y el abdomen, e incluso la cara. Por lo tanto, la punción de un área en la mano o la muñeca puede ser el tratamiento de un área alrededor del cuello o el tobillo. De la misma manera que los sistemas nervioso y circulatorio afectan a todas las diferentes regiones del cuerpo, también lo hacen las vías del qi.

¿Cuánto dura un tratamiento?

Siempre hay una fase de preparación antes de administrar cualquier tratamiento, en la que se realiza un pequeño cuestionario y la toma del pulso. Una sesión dura una hora de promedio. Los nuevos pacientes deben ser conscientes de que un tratamiento inicial puede durar entre 1.5-2 horas pues la fase previa al tratamiento es más intensa y un poco más larga para que el facultativo pueda adquirir toda la información necesaria para el diagnóstico.

¿Por qué los facultativos de medicina china me toman el pulso?

Tomar el pulso en la medicina china es una herramienta de diagnóstico importante. El pulso indica qué, cómo y por qué existe un desequilibrio. Proporciona una guía para el facultativo. La calidad y el ritmo del pulso (la sensación y velocidad del pulso) se evalúan y en conjunto con los síntomas del paciente se hace un diagnóstico. Este diagnóstico es lo que determina el plan de tratamiento y guía el mismo. Conocer como la sangre circula por tu cuerpo y entender el por qué es una tarea muy ardua pero es a la vez un recurso increíble.

¿Qué debo hacer durante el tratamiento?

Durante un tratamiento, lo mejor que puedes hacer es relajarte. Generalmente hay una profunda sensación de relajación que se produce durante los tratamientos de acupuntura, moxabustión, ventosaterapia, guasha y tuina. El cuerpo va a cambiar del sistema nervioso simpático (lucha o huida) al sistema parasimpático (descanso y digestión). Este es el sistema nervioso que tiene que estar funcionando para que se produzca la auto-sanación, así que relajándote facilitas el proceso de curación y es lo más recomendable para lograr los objetivos del tratamiento.

¿Cómo me preparo para la visita?

A los pacientes se les aconseja usar ropa cómoda y comer ligeramente 1-2 horas antes del tratamiento. Si tiendes a tener niveles de azúcar en la sangre desequilibradas, trae un pequeño snack contigo. Si eres un paciente nuevo, por favor llega 15 minutos antes para rellenar el formulario de nuevo paciente antes de tu visita.

¿Qué debo hacer después del tratamiento?

Lo mejor es que no realices demasiados esfuerzos después de recibir un tratamiento, como ir al gimnasio para hacer ejercicio o realizar trabajos pesados. También es mejor mantenerse caliente y no comer alimentos fríos o crudos después de un tratamiento. Descansar, pasear, beber una infusión caliente, continuar las actividades diarias normales son todas actividades aconsejables.

 ¿Qué sentiré después del tratamiento?

La respuesta más común es relajación. Sin embargo, las reacciones personales pueden variar al igual que las sesiones de tratamiento individuales. Algunos pacientes pueden sentirse con más energía y vigor después de su tratamiento, mientras que otros pueden sentirse calmados y confortados. No hay dos tratamientos iguales y tu cuerpo va a reaccionar de manera diferente con cada tratamiento de acupuntura. Es importante que le comuniques al facultativo como reacciona tu cuerpo con cada tratamiento.

 ¿Cuántos tratamientos necesito?

Esto depende mucho de la condición y de la persona, pero lo mejor es empezar con 6-8 tratamientos y después reevaluar el caso. Para problemas puntuales y recientes, donde se inicia el tratamiento de inmediato, 3-5 tratamientos durante 2-3 semanas suele ser suficiente. Para problemas crónicos a de largo duración, una buena fórmula suele ser calcular un mes de tratamientos semanales por cada año que hayas tenido el problema. Después de unos 6 tratamientos, ya podemos saber si estos te están ayudando. Cuando tu condición ha sido lo suficientemente ayudada y el tratamiento semanal ya no es necesario, me gusta ver a los pacientes una vez al mes o cada varios meses para controlar su salud y bienestar.

¿Cuándo y cómo puedo reservar una visita?

Los lunes, martes y jueves de 8:30h a 13:30h. Los viernes de 12h a 19h. Puedes llamarnos o rellenar el formulario de contacto con tu solicitud de visita.